La historia de Anna con Genu Arexa

Anna siempre tiene que atender sus obligaciones, tanto en su trabajo como especialmente con su hijo de cuatro años. El niño tiene una energía increíble y le gusta probarlo todo. Anna también es una apasionada bailarina. Pero sufrió un accidente de esquí y se rompió el ligamento cruzado. Gracias a la órtesis de rodilla de armazón rígido Genu Arexa, ha podido volver a su vida diaria rápidamente. Pronto también podrá volver a bailar.