Protetización

Después de la amputación, usted debería contar con la mejor prótesis adaptada a sus necesidades. Qué prótesis se pueden tener en cuenta en su caso particular depende de varios factores.

Entre los factores que influyen en la selección de una prótesis adecuada para usted se cuentan su condición física y salud, el nivel de amputación, lo que usted exige a la prótesis, y su entorno privado y laboral. Su técnico ortopédico le asesorará sobre todos estos aspectos y trabajará con usted para seleccionar la prótesis y los componentes correspondientes.


Prótesis

Al igual que la tecnología médica en general, la continuación del desarrollo de las prótesis se basa en la naturaleza como modelo. Las prótesis modernas de alta tecnología cada vez se asemejan más a este modelo. A este respecto, la sensibilidad humana supone un reto especial, ya que resulta muy difícil de imitar. Sin embargo, su prótesis desempeña muchas funciones indispensables: le devuelve una gran parte de su movilidad y le ayuda a dominar la vida cotidiana sin la ayuda de terceros. Llevando su prótesis, usted estará evitando problemas posturales y equilibrando otras deficiencias que podrían resultar de la ausencia del peso de la pierna amputada. Llevar su prótesis también evita que la pierna sana se sobrecargue, lo que podría causar problemas a largo plazo.

Su técnico ortopédico

El proceso de adaptación de su prótesis definitiva comienza una vez que el muñón de la pierna haya curado y su condición física sea buena. De todos modos, su técnico ortopédico hablará con usted incluso antes de que eso pase, comenzando por preguntarle algunas preguntas para conocer sus necesidades y deseos. Él o ella también examinará su muñón poco después de la amputación para determinar si sería posible usar en su caso una prótesis provisional. También le atenderá un médico durante la adaptación si usted lo desea o su técnico ortopédico lo considera necesario.

Después del reconocimiento inicial, su técnico ortopédico propondrá varias opciones de adaptación protésica y las tratará con usted. A este respecto, tres aspectos son especialmente importantes:

La selección de los componentes

El encaje protésico

Alineamiento protésico

Cada uno de estos tres aspectos debe tratarse lo suficiente como para que los resultados satisfagan sus necesidades y las del equipo de rehabilitación. Solo entonces comenzará el proceso para adaptarle un encaje y que su técnico ortopédico seleccione los componentes protésicos basándose en el sistema Mobis®. Después de eso se podrá acabar la prótesis, es decir, se fabricará la prótesis definitiva y se dotará de una funda cosmética.

Alineamiento protésico

El encaje y los componentes se montarán una vez que se haya conseguido la adaptación adecuada del encaje después de varias pruebas y se hayan seleccionado los componentes protésicos. El proceso de alineamiento de la prótesis puede variar en función del paciente ya que influyen, p. ej., la postura corporal y la estatura.

Su técnico ortopédico basará el alineamiento de la prótesis en los resultados del reconocimiento y en las pautas existentes.

Una vez que la prótesis está lista se llevarán a cabo unas pruebas adicionales de adaptación. El técnico ortopédico revisará el alineamiento protésico y adaptará la prótesis con precisión a sus necesidades empleando un aparato denominado L.A.S.A.R. Posture. Entonces usted podrá dar los primeros pasos con su prótesis nueva.