08/23/21

Comienza la mayor campaña por la diversidad. Nace #WeThe15

Un 15% de la población mundial vive con una discapacidad. El objetivo de #WeThe15 es garantizar que se escuchen las voces de estos 1.200 millones de personas. A lo largo de los próximos diez años, la campaña tiene previsto convertirse en el mayor movimiento mundial de derechos humanos para la diversidad. Ottobock colaborará con organizaciones internacionales del mundo de la empresa, la política, la cultura y el deporte para luchar contra la discriminación y provocar un cambio que permita a las personas con discapacidad disfrutar de una vida más plena e integradora. Otros socios de la campaña son la Comisión Europea, la UNESCO, los Derechos Humanos de la ONU y la Organización Mundial de la Salud.

Con motivo del lanzamiento de la campaña, 80 lugares emblemáticos de todo el mundo se iluminarán de color púrpura, desde las cataratas del Niágara en Estados Unidos hasta la Torre Eiffel en Francia. El morado es el color oficial del movimiento. Ottobock también participa en el evento. En Berlín, la empresa iluminará el Centro de la Ciencia y la chimenea de la antigua fábrica de cerveza Bötzow (que ahora alberga el Ottobock Future Lab). En Duderstadt, la sede de la empresa también se iluminará de color morado.

"La diversidad está en nuestro ADN. Nuestra misión es mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios. Por eso estamos encantados de apoyar la campaña #WeThe15, además de la iniciativa "The Valuable 500" y nuestro compromiso con los Juegos Paralímpicos", explica el director general Philipp Schulte-Noelle.

Los Juegos Paralímpicos en Tokio servirán para poner en marcha el movimiento #WeThe15. Aquí, el Comité Paralímpico Internacional, la Fundación de los Juegos Invictus, los Juegos Olímpicos Especiales y el ICSD (Comité Internacional de Deportes para Sordos) han unido sus fuerzas por primera vez. Su objetivo común es utilizar los Juegos Paralímpicos para llamar la atención del público sobre la posición de las personas con discapacidad en la sociedad, y así mejorar su calidad de vida.

Durante más de tres décadas, Ottobock ha apoyado de forma proactiva el deporte paralímpico mediante la prestación de servicios técnicos. La empresa gestiona centros de servicio técnico de reparación in situ donde los atletas pueden realizar el mantenimiento y la reparación de sus equipos de forma gratuita antes y durante las competiciones. "Los Juegos Paralímpicos ponen de manifiesto la importancia real del deporte. Cuando los atletas creen en sí mismos, están apasionados y motivados, pueden conseguir cualquier cosa. Nosotros también deberíamos interiorizar esta actitud para nuestra vida diaria", afirma Georgia Näder, la cuarta generación que representa a la familia propietaria en el consejo de administración.